Header Ads

10 PELÍCULAS SCI-FI PARA COMERSE EL COCO

La ciencia ficción ha dado a luz numerosas historias complejas, enrevesadas tramas que aparentan ser o son un puzzle en el que las piezas encajan perfectamente, otras son simples relatos en los que la complejidad se ha añadido en el proceso de montaje. El silbido de Bogart os trae una selección de 10 películas sci-fi para comerse el tarro.

10 – PRIMER

Sinopsis: Cuatro hombres trabajan en un garaje construyendo aparatos altamente complejos. En parte por accidente y en parte por su pericia, descubren un mecanismo dotado de poderes que les permite conseguir casi todo lo que quieran. Se trata de un hallazgo que podría cambiar el mundo, pero que pondrá a prueba las relaciones entre sus inventores.

Dirigida por el primerizo Shane Carruth, Primer es de esas películas que la amas o la odias. Sin embargo mi caso es distinto, ni la odio ni la amo, es decir, me deja indiferente. Tampoco es que la película me cree un sentimiento profundo de admiración, pero tampoco me disgusta. El espectador se siente fascinado durante poco más de una hora, en la que entran en juego unos ininteligibles diálogos que funcionan como un complejo mecanismo. Entretenida película para comerse el tarro, hecha especialmente para cerebritos.


9 – PREDESTINATION

Sinopsis: Un agente especial (Ethan Hawke) de un departamento secreto del gobierno, una agencia creada en los años 80 que permite realizar viajes en el tiempo, tendrá que realizar una compleja serie de "saltos" hacia atrás en el tiempo con el fin de detener al conocido como "el terrorista fallido" (The Fizzle Bomber), un individuo que está poniendo bombas por todo el país con miles de víctimas. En uno de sus viajes a los 70, el agente, que trabaja encubierto como camarero de un bar, conoce a un hombre que le narra una historia extraordinaria.

Predestination de los hermanos Spierig es una grata sorpresa en el aspecto de que nos encontramos con precisamente todo lo contrario. Una curiosa y extraña cinta de ciencia ficción cuyo mensaje es tan cristalino como el agua: somos marionetas de nuestro propio destino. Aunque lamentablemente no todo queda tan claro. El guión pretende ser complejo «de eso no hay duda que lo consigue», pero si su verdadera intención es dejar pensando al espectador no es necesario ir dejando el rastro de miguitas de pan para que el público encaje todas las piezas del puzle en su cabeza, bastaría con introducir alguna historia inconexa con la que el espectador pueda quedarse buscando algún tipo de relación con la trama principal, u omitir alguna aclaración «sin excederse», y así obtener un planteamiento más enrevesado, pero sin llegar a ser confuso.


8 – CUBE
  
Sinopsis: Seis personas aparecen encerradas en un complejo laberinto de habitaciones cúbicas que esconde trampas mortales. No saben cómo llegaron allí, pero pronto descubren que deberán resolver ciertos enigmas y sortear con habilidad todas las trampas si quieren sobrevivir.

Un ejercicio desesperante, insoportable, incómodo, angustioso, controvertido, absorbente. En 2004 Leigh Whannell enclaustró a un médico y a un fotógrafo en un cuarto de baño con la única intención de llevar a cabo su juego macabro. Sin motivo aparente, estas dos personas no se conocen pero tienen algo en común, uno de ellos espiaba desde hace algunos días al otro. Todo desembocaba en un sorprendente final que te deja boquiabierto. Esto mismo hizo con anterioridad Vincenzo Natali pero con seis personas. Creando una atmósfera tan inquietante e incómoda, que hace remover a cualquiera en su asiento durante la primera media hora. Su diseño minimalista y su minucioso desarrollo hacen que el espectador no se distraiga ni un segundo de la trama, obligándole a prestar atención en lo que está ocurriendo en los cubiláteros. Una cinta que mezcla magistralmente ciencia ficción con terror psicológico, capaz de encerrar al espectador entre las cuatro paredes de la locura y la paranoia. Una dirección que se basa en planos fijos, picados y contrapicados (debido al reducido espacio), un brillante guión y unas espléndidas interpretaciones, a destacar Andrew Miller como autista.


7– EL EFECTO MARIPOSA

Sinopsis: Evan Treborn, un joven que se está esforzando por superar unos dolorosos recuerdos de su infancia, descubre una técnica que le permite viajar atrás en el tiempo y ocupar su cuerpo de niño para poder cambiar el curso de su dolorosa historia. Sin embargo también descubre que cualquier mínimo cambio en el pasado altera enormemente su futuro.

La película de Eric Bress y J. Mackye Grube no es nada del otro mundo. Lo que pasa es que Bress y Gruber nos lo envuelven en un sofisticado thriller paranoide de apariencia compleja. Pero el mensaje está muy explícito: si cambias lo ya ocurrido, te ocurren cosas magnificadas.
La narración es lo bastante simple como para mantener interesado al espectador, aunque persista en complicarse con viajes espacio-temporales que nos llevan al pasado y de nuevo nos retraen al presente. Durante mi visionado me ha venido a la memoria la película de culto 'Donnie Darko' de Richard Kelly, quizá porque en ambos personajes cabe la posibilidad de esquizofrenia.


6 – AL FILO DEL MAÑANA

Sinopsis: En un futuro no muy lejano, invade la Tierra una raza de extraterrestres invencibles. Al Comandante William Cage (Tom Cruise), un oficial que nunca ha entrado en combate, le encargan una misión casi suicida y resulta muerto. Entra entonces en un bucle temporal, en el que se ve obligado a luchar y morir una y otra vez. Pero las múltiples batallas que libra lo hacen cada vez más hábil y eficaz en su lucha contra los alienígenas. Su compañera de combate es Rita Vrataski (Emily Blunt), una guerrera de las Fuerzas Especiales. Adaptación del manga de Hiroshi Sakurazaka.

Al filo del mañana, película de Doug Liman basada en el manga de Hiroshi Sakurazaka (All You Need is Kill) es ante todo un producto inteligente y sumamente entretenido que recoge la idea de aquel Día de la marmota que llevó Harold Ramis, en el que Bill Murray revive el mismo día una y otra vez. Lo difícil en estos casos es no sonar a repetitivo, como hace el Sr. Liman, que aporta ingenio a la hora de superar clichés y frescura al mostrar su notable colección de referentes (desde el clasicismo bélico hasta la ciencia ficción nipona más avanzada). Un blockbuster  de gran poderío visual y una trama, que aunque no sea para exprimirte el coco, tiene cierta complejidad argumental y está resuelta de manera ágil y habilidosa.


5 – LOOPER
  
Sinopsis: Como en 2072 los asesinatos están terminantemente prohibidos, las víctimas son enviadas a través de una máquina del tiempo al pasado (2042), donde los Loopers, un grupo de asesinos a sueldo, se encargan de eliminarlas y deshacerse rápidamente de sus cuerpos. El problema surge cuando Joe (Gordon-Levitt), uno de los Loopers, recibe desde el futuro un encargo muy especial: eliminarse a sí mismo (Bruce Willis).

Looper parte de una Inteligente premisa: un asesino puede matar a su yo del futuro, y viceversa. Rian Johnson, director de Brick, realiza este magnífico thriller de viajes temporales y de asesinos a sueldo, en el que Bruce Willis se enfrenta a una versión más joven e inocente de sí mismo (Joseph Gordon-Levitt), quizá esto nos recuerde vagamente a Terminator. En Looper encontramos ecos del cine negro clásico, y también emoción contenida, humor y mucho dolor en la tragedia del protagonista. Un thriller de viajes en el tiempo que, a golpes de paradoja temporal, consigue impactar al espectador con su exagerada violencia visual. Un excelente ejercicio de neo-noir.
 


4 – INTERSTELLAR

Sinopsis: Al ver que la vida en la Tierra está llegando a su fin, un grupo de exploradores liderados por el piloto Cooper (McConaughey) y la científica Amelia (Hathaway) se embarca en la que puede ser la misión más importante de la historia de la humanidad y emprenden un viaje más allá de nuestra galaxia en el que descubrirán si las estrellas pueden albergar el futuro de la raza humana.

Interstellar plantea algo científicamente imposible, que no tiene cavidad en nuestra mente. Pero si es Christopher Nolan el que monta todo este tinglao, nos creemos cualquier cosa que salga de su laberíntica y linda cabecita. La propuesta de Nolan es compleja en su desarrollo, pero en realidad, lo que plantea es muy sencillo, muy primario: un hombre se lanza a una odisea angustiosa para encontrar un nuevo hogar para su familia (o especie), cuyo actual planeta tiene los días contados. Interstellar nos propone una emocionante e inteligente aventura espacial donde lo único que puede salvar el mundo es la relación entre padres e hijos, y donde cada poderosísima imagen adquiere sentido.


3 – EX MAQUINA
  
Sinopsis: Un programador multimillonario selecciona a Caleb, un joven empleado de su empresa, para que pase una semana en un lugar remoto con el objetivo de que participe en un test en el que estará involucrada su última creación: un robot-mujer en el que inteligencia artificial lo es todo.

Alex Garland, guionista de películas como 28 días después, Sunshine y Nunca me abandones, debuta con este interesante proyecto ci-fi de elegante apariencia y de brillante planteamiento. Ex Machina nos habla básicamente de que toda clase de inteligencia, ya sea real o artificial, tiene un límite. Y ese límite es alcanzado tras poner a ésta a prueba y superar una serie de obstáculos (sentimientos, pensamientos). El director consigue con apenas tres personajes y un único escenario, una casa ultramoderna en un rincón perdido del mundo, resultados entre los que está la inquietud, el magnetismo y una cierta morosidad. Un turbio y angustioso relato futurista.


2 – ORIGEN

Sinopsis: Dom Cobb (DiCaprio) es un experto en el arte de apropiarse, durante el sueño, de los secretos del subconsciente ajeno. La extraña habilidad de Cobb le ha convertido en un hombre muy cotizado en el mundo del espionaje, pero también lo ha condenado a ser un fugitivo y, por consiguiente, a renunciar a llevar una vida normal. Su única oportunidad para cambiar de vida será hacer exactamente lo contrario de lo que ha hecho siempre: la incepción, que consiste en implantar una idea en el subconsciente en lugar de sustraerla. Sin embargo, su plan se complica debido a la intervención de alguien que parece predecir cada uno de sus movimientos, alguien a quien sólo Cobb podrá descubrir.

El sueño y el tiempo se unen en una perfecta composición visual, para ser filmada a cámara superlenta y con unos efectos especiales magistrales. Pero lo que caracteriza a un espécimen de este tipo, es su condición de tratado onírico formulado por un racionalista: sin que su relato abandone las leyes de lo irracional, Nolan parece empeñado en representar un mundo fluido e inestable.


1 – COHERENCE

Sinopsis: En Finlandia, en 1923, el paso de un cometa hizo que los habitantes de un pueblo quedaran completamente desorientados; incluso una mujer llegó a llamar a la policía denunciando que el hombre que estaba en su casa no era su marido. Décadas más tarde, un grupo de amigos recuerda este caso mientras cenan, brindan y se preparan para ver pasar un cometa...

Coherence es un inteligente e intrigante relato en el que las explicaciones quizá no estén al final de la película sino que el espectador seguramente las termine encontrando en su interesante premisa. El cineasta estadounidense utiliza una puesta en escena casi teatral, de apenas un escenario, y por supuesto, no hay efectos especiales que valgan. Llama la atención la naturalidad que desprenden los diálogos del primer acto debido a la gran libertad que dio el director a sus únicos 8 actores para improvisar. La dirección se basa en una cámara temblorosa tan ligada con el cine independiente, pero que gracias a ella logra esa atmósfera de incomodidad psicológica y de intriga ficticia. Un detalle negativo es el molesto montaje donde se abusa de los fundidos a negro en el primer acto y de los acelerados cambios de plano y los saltos textuales que al espectador hacen dificultoso el seguimiento de la historia.


No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.